miércoles, 25 de mayo de 2016

Qué tener en cuenta con las plantillas para pié diabético



La relación que hay entre los pies y la diabetes es bastante amplia. Tanto es así, que hay un problema de salud conocido como pié diabético, causado por un daño en los vasos sanguíneos del pie como consecuencia de unos niveles de glucosa en sangre muy elevados.

El pié diabético puede tener como consecuencia heridas de diversa gravedad, una gravedad que puede llegar incluso a hacer necesario amputar el pié, por lo que nos podemos hacer una idea del problema que supone.

Para evitar llegar a este extremo, se han creado unas plantillas personalizadas capaces no solo de tratar el problema del pié diabético, sino también de prevenirlo al evitar que el roce o las heridas lleguen a un nivel tan peligroso. Unido a los tratamientos habituales para equilibrar los niveles de insulina y glucosa permiten que los pacientes diabéticos tengan una mejor calidad de vida.


Cómo funcionan las plantillas para pié diabético

Las plantillas personalizadas para el pié diabético se encargan de aliviar la presión en determinadas zonas del pié. El resultado es una pisada más estable y uniforme, repartiendo el peso del cuerpo por toda la planta y no solo en determinados puntos, que son los que después sufren las rozaduras y heridas si no se pone remedio.

Qué se tiene en cuenta a la hora de elaborar las plantillas

Con el fin de hacer la plantilla adecuada para cada caso, las plantillas para el pies diabéticos no pueden estar fabricadas de manera industrial, ya que estas no se centran en los puntos de presión del modo necesario. Por ello se hace cada par de plantillas de manera personalizada y por profesionales con experiencia en el cuidado del pié y la postura al caminar, como los podólogos deportivos.

Se realiza un estudio personalizado de cada paciente, donde se analizan los puntos de presión en los que incide el cuerpo al caminar, la forma que tiene el pié y otros elementos que influyen a la hora de pisar en el suelo, como el peso, el estado de las articulaciones dependiendo de la edad y hasta la manera de caminar. Hasta si el paciente es hombre o mujer tiene relevancia para desarrollar las plantillas adecuadas.

¿Por qué unas plantillas personalizadas?

Como ya he mencionado, unas plantillas fabricadas en serie no ofrecen los resultados que hacen falta para tratar el pié diabético, ya que no se tienen en cuenta las necesidades y características concretas de quien las lleva puestas.

Cada persona es única en su forma de caminar, por lo que las heridas pueden aparecer en puntos distintos, algo que las plantillas que no se personalizan no pueden atender. Una plantilla personalizada además se puede desarrollar con el fin de tratar otros problemas además del pié diabético, como los pies planos, los juanetes o el exceso de sudoración.

Consejos para quienes utilizan plantillas personalizadas

Con el fin de mejorar los resultados de las plantillas,  quienes padecen de pié diabético deben tener mucho cuidado con la higiene, lavando los pies todos los días con agua y jabón, hidratando con una crema adecuada y comprobando que no se han formado rozaduras o ampollas.


También es recomendable acudir de manera regular a un experto para que se asegure de que los pies se mantienen en las mejores condiciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada